Mikao Usui, El Fundador

En Japón, a principios del siglo XX, Mikao Usui redimensiona antiguas enseñanzas orientales sobre la espiritualidad y la sanación más profundas, para hacer de una forma de vida solamente reservada a una élite, una práctica accesible a sus primeros discípulos. Su iluminación o Satori, profunda comprensión de la energía vital, en el Monte Kurama, lo llevó a concebir la realidad última (el Absoluto) como una gran herramienta de sanación para beneficio de todos los seres. Posteriormente, se llevaría a cabo su mayor propósito de ver extendido el Reiki por toda la humanidad. En 1926 fallece Mikao Usui, después de haber iniciado a más de 2000 discípulos y unos 21 Maestros de Reiki. Su legado en el mundo es de un profundo calado. Realizó grandes aportaciones humanitarias a la comunidad.



Translate »