Jóvenes en riesgo

En estos tiempos donde nuestra juventud se encuentra confundida perdida en un laberinto sin saber  qué camino seguir.

Es  donde Fundación Humanidad  busca como llevar una esperanza  de apoyo a los jóvenes de estos  tiempos.

Nuestra Fundación  juega un gran rol de ayuda para  educar con   herramientas y técnicas  de yoga, y meditación complementadas con el Reiki.

Es nuestro propósito  ayudar a la juventud a descubrir sus propios potenciales y ayudarlos a encontrar  donde están localizados aquellos puntos energéticos que los debilita y les bloquea su cerebro y su inteligencia…

En  la búsqueda de cambio cualquiera puede abrir la puerta o quedar encerrado en un mundo de gran oscuridad  y de  grandes confusiones mentales.

Pero esas puertas solo son abiertas a aquel ser que desee cambiar y  que esté dispuesto a transformar su vida.

Estas clases y programas   están a la disponibilidad de todo buscador que  quiera ayudar a su juventud.

Estos programas de apoyo  son  para las escuelas para los centros comunitarios, para las familias.

Siempre habrá una luz  para aquel que desee cambiar y  salir de  esa oscuridad interior.

En el  mundo donde vivimos estamos rodeados de energías negativas  por el mal uso del libre albedrío, que solo han dividido a las familias y a los jóvenes de hoy.

Estos programas son para  padres de familia, donde usted puede ser sanado a nivel mental  emocional y físico, y para eso  Fundación Humanidad está  lista para ayudar donde más se necesite.

Si las escuelas de hoy aplicaran  estas técnicas tan sencillas pero con grandes beneficio para nuestra juventud, no habría drogadicción estarían enfocados en ser mejores estudiantes y preparados para servir a la humanidad y a su sociedad.

Hoy en día nuestra juventud cree encontrar en las calles las repuestas y el apoyo que no encuentran en sus casas.

Claro está por la falta de una comunicación y confianza perdida.

Y es por que  los padres se han salido del camino olvidando cultivar en ellos los valores morales y espirituales.

He descubierto a la medida que hemos interactuado  con tantos jóvenes en las drogas como sus energías están alocadas y confundidas alteradas energéticamente.

Las energías mentales  están  bloqueadas y  bajan el nivel del sistema endocrino de nuestros jóvenes, es que la droga o cualquier vicio altera  el sistema cerebral de la mente, y rompe toda el aura energética que protegen   a los órganos físicos, al estar en desequilibrio el cuerpo energético se bloquea y  los parietales y las occipitales  no responde porque hay un desajuste emocional,

Y es allí  que nuestro cerebro no responde es decir se encuentra alterado por energías dominantes ocultas para el ser humano  algo no comprendido para los médicos y la ciencia de estos tiempo.



Translate »